Sueldos para construir o comprar una vivienda

Una medida para evaluar el precio relativo de la vivienda en términos de los salarios es analizar el esfuerzo que debe realizar un trabajador para poder construir o comprar una vivienda, comparando la evolución del salario neto que perciben, con el costo de la construcción de una vivienda tipo (75,7 m2, dos dormitorios) y con el costo de compra de una vivienda, respectivamente. Se consideran aquí los datos de salarios formales netos, el costo de la construcción para la provincia de Córdoba y los precios de las viviendas, y se analiza la evolución de cada variable a lo largo del período 2007‐2011, teniendo en cuenta el promedio del cuarto trimestre. Es importante aclarar que en la estimación de los salarios necesarios para construir una vivienda no se tiene en cuenta el costo del terreno, que se supone la posesión previa por parte de los asalariados.

Puede observarse una caída en la cantidad de sueldos necesarios desde el año 2009 hasta el presente. En efecto, en el cuarto trimestre del año 2010, un trabajador del sector privado registrado necesitaba en promedio 54 sueldos para construir una vivienda, y 96 sueldos como mínimo y 153 como máximo para comprarla. En 2011 en cambio, estas cantidades se vieron reducidas a 45, 82 y 123 sueldos, respectivamente.

La disminución en la cantidad de sueldos necesarios para comprar y/o construir una vivienda durante el período analizado puede explicarse teniendo en cuenta dos etapas. La primera de ellas se extiende hasta julio de 2011, período en el que los costos de compra en dólares se mantienen constantes, por ende, las variaciones en la cantidad de sueldos se deben a modificaciones diferenciales en el tipo de cambio y en el sueldo neto promedio. Como los cambios en el primero fueron proporcionalmente menores a las variaciones en el segundo, puede concluirse que la cantidad de sueldos necesarios para comprar una vivienda se vieron reducidos. La segunda etapa se inicia en agosto de 2011 con el aumento del precio de las viviendas en dólares; como este incremento y la variación en el tipo de cambio son inferiores al aumento del sueldo neto promedio, la cantidad de sueldos necesarios continúa disminuyendo. La variación interanual de los sueldos necesarios para comprar una vivienda en el cuarto trimestre de 2011 fue de negativa en aproximadamente 14% para el mínimo y 20% para el máximo.

 

 

En el caso de los sueldos necesarios para construir una vivienda, el costo de construcción de una vivienda tipo aumentó también en menor proporción al incremento en el sueldo neto, lo que llevó a una reducción en la cantidad de sueldos necesarios para ello. En el cuarto trimestre del año 2011, este indicador cayó 16% en relación al mismo período del año anterior. De este modo, puede observarse un incremento en el poder adquisitivo de los trabajadores del sector formal en términos de construcción y compra de viviendas terminadas en los últimos cinco años.